domingo, 17 de julio de 2011




Después de una junta de accionistas plácida donde las haya y tras una votación sin más guión que el pactado, todos los pericos tenemos nuevo presidente: el muy honorable Ramón Condal.
Por fin este hombre ha conseguido su máxima ilusión desde que nació: ser el elegido del pueblo perico.
Tras 14 años de bienaventuranzas, temple, saber estar, sufrimiento, alegrías, etc. nuestro gran Mesías, aquel que nadie jamás estará a su altura, nos abandona dejándonos en nuestra retina y oídos su palabra gloriosa: “animus”.
El nuevo elegido mana orgullo perico por todos los rincones de sus venas. Socio número 424, allá por el año 1986, empezó a estudiar la doctrina del gran Mesías, no logrando ver la luz hasta el 2006, cuando por fin decidió ser discípulo directo del gran Mesías y compró la mitad de las acciones del infiel José Manuel Lara Bosch, siendo a día de hoy el segundo máximo accionista del templo perico: nuestro club.
El gran Mesías podrá descansar en paz porque su doctrina no padecerá cisma alguno. Los mandamientos pericos seguirán siendo los mismos, inculcados por sus cuatro discípulos maestros: San Newton, San Oliveró, San Germán de la Cruz y San Ciprés. (dónde está San Collet).
Nuestro nuevo Mesías nos guiará a todos los pericos por la senda de la gloria y para ello, dos de sus hijos adoptivos (que para algo es su padre financiero) restarán un año más entre la tribu: Pablo Daniel Osvaldo y Sergio García. Y como pastor del rebaño permite que siga  nuestro queridísimo pastor y sacerdote: Pochettino, junto a Ramón Planas.
Ojalá las predicciones del gran Mesías se cumplan y nuestro nuevo Mesías “no sea una simple marioneta”.

P.D: Odio el fútbol moderno.

By Capo “mallonesa”  

1 comentario:

Anónimo dijo...

Una de las cosas buenas que tiene es su sentimiento perico, su numero de socio lo demuestra, por contra es un separata como cipres... ¿cambiran el nombre del club? y lo llamaran c.f. la seu d´urgell? ESPAÑOL CON Ñ!!!!