viernes, 28 de octubre de 2011

28 de Octubre de 2011 111 AÑOS ¡FELICIDADES ESPAÑOL!

Al levantarme esta mañana para ir a trabajar y mirarme al espejo, la sonrisa en mi cara seguía siendo deslumbrante. Anoche me acosté con ella y he visto que no se me habia borrado mientras dormía. Es más, no solo la sonrisa se mantenía sino que a esta le acompañaba una sensación de felicidad, que me ha hecho venir a la cabeza miles de imágenes en un flashback sin final, en el que he repasado muchas de mis vivencias, desde que un día, cuando yo era muy, muy pequeño y la bufanda que me compró mi padre, me cubría casi todo el cuerpo, pisé el estadio de Sarrià por primera vez. 

En este país, hacía escasos meses que había fallecido el dictador y el resultado fue de 3 a 0 a la Union Deportiva Salamanca. Ese año jugamos la Copa de la UEFA al acabar clasificados en cuarta posición después de un gran campeonato. A pesar de ser muy joven, yo ya tenía un ídolo al que adoraba por su forma de jugar y por que la grada rugía su nombre cada vez que tocaba el balón. Maraaaaaña! Maraaaaaaña! Maraaaaaña!. 

Me quedaba boquiabierto escuchando ese grito unánime y mi padre y mi abuelo que siempre nos acompañaba y que fue quien me pagó mi primer carnet de socio años más tarde, me comentaban sus mejores jugadas y dentro de mí crecía ese respeto y admiración hacia Rafael Marañón, que además era navarro, como la mitad de mi família y eso me enorgullecía aún más. Fue mi primer gran ídolo.

Años después tuve la suerte de poder ver en directo, un 5 de julio de 1982, el mítico partido entre Italia y Brasil (3-2) del Mundial de España y ese día, con 11 años, decidí tras ver a las aficiones de uno y otro equipo animar hasta la extenuación a sus equipos, que yo quería formar parte de una u otra manera de esa misma pasión.


Años más tarde, cuando el carnet me lo pagaba yo mismo, ya que trabajaba y estudiaba a la vez, disfruté como un loco al levantar mi primera bengala encendida mientras el equipo saltaba al cesped maltrecho por la lluvia, en un partido en un Sarrià medio vacio y que ganamos 4 a 1 a un Borussia Mönchengladbach, con actuación estelar de Michel Pineda, aquel hispanofrancés, tan querido por todos. Era el preludio de un campeonato espectacular que convirtió Sarrià en un estadio legendario y a mí en un hincha más.


Desde entonces, pasé muchas horas en autocar,en gradas ajenas y propias, en ciudades grandes y pequeñas, siguiendo al equipo por toda España, animando y sufriendo, defendiendo estos dos colores con orgullo y pasión. Como vosotros.Con vosotros.


Esta mañana al levantarme y tener ese flashback, no he recordado lo ocurrido en los últimos años. Mi cabeza se reseteó y volvió a arrancar en un momento único de mi vida. No pensé en las malas épocas de los descensos, de los ascensos, de las penurias económicas,de la demolición de Sarrià, del éxodo a Montjuich, de las derrotas, de Glasgow, del Tamudazo, de Cornellà-El Prat, de la pérdida de Jarque,... 


No.

Lo primero que me vino a la memória fue la causa, el detonante, la espoleta que me hizo sentirme perico por primera vez. Lo que motivó que mis siguientes años se tiñieran de blanquiazul para siempre. Lo que me hizo ser del Español. Esos recuerdos imborrables que han hecho de mi ser lo que soy ahora mismo. Uno más. Como vosotros. Con vosotros.


Es por eso que hoy celebraré el cumpleaños de mi equipo. 111 años de historia. Con todo lo bueno y lo malo que lleva uno a sus espaldas, cuando ha pasado tanto tiempo y ha vivido tanto.
Orgulloso de ser lo mismo que sois todos vosotros.


Uno más.
Uno de los nuestros.

Uno de los vuestros.


Hoy 28 de octubre de 2011, hace 111 años atrás, un estudiante catalán de la Universidad de Barcelona, Don Ángel Rodríguez Ruiz, fundó nuestro amado Club.
Le estaré de por vida agradecido.


Felicidades Español, el nuestro, el de todos.




By Lennon
Sección Nuclear


video




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lennon, tu si que sabes. Me quito el sombrero con tu articulo.

Jimmy

The G-70 Firm dijo...

No tengo palabras para describir todo lo que siento una vez leído este artículo de nuestro camarada y hermano de grupo: alias Lennon.
El único sentimiento que he tenido ha sido de felicidad, expresado, y no miento, en una lágrima de emoción por todo lo vivido junto a todos vosotros: mi grupo de amigos catalogados al rango de hermanos,los miembros de El Peñón y todos aquellos pericos anónimos que por el simple hecho de ser pericos nos hemos respetado.
Dejo este artículo para todos aquellos que nos tildan de antipericos por realizar escritos de opinión contra nuestros dirigentes. No se dan cuenta que buscamos, acertadamente o erroneamente, el bien de nuestro amado club.
Gracias R.C.D.Español por hacerme sentir importante.
by Capo "mallonesa"
Y recordad: "SEMPER FIDELIS".

adn dijo...

Grande Lennon, gallina de piel...Nadie mejor que tu para expresar lo que sentimos todos los de nuestra generacion...Viva la G-70 Y Viva el ESPAÑOL!!!!!