viernes, 6 de enero de 2012

Los reyes magos

A veces somos la hermanita de la caridad, y en algunas ocasiones, de acuerdo al calendario nos convertimos en Reyes Magos. Vamos a ciudad con equipos de segunda división y les regalamos un partido y la posibilidad que sigan soñando con pasar otra eliminatoria. Y como somos tan buenos, pues decidimos entregar el regalo la misma noche de reyes. Tenemos virtudes, y las mas sonada, es regalar un resultado y una ilusión a un tercero justo después del fin de la cabalgata, cuando ni tan siquiera los niños se han acostado, eso si, los 11 blanquiazules querian ser mas buenos y han decidido ponerse a dormir creiendo que asi el domingo les caerá un buen y gran regalo, olvidando su cometido y siendo malos hasta defendiendo. Nuestra bondad se convierte en ocasiones en pura enfermedad cronica, porque año tras año, damos pié a este tipo de actos y nos encomendamos al sufrimiento endémico, no sea que ejecutar las ocasiones de gol nos pueda convertir en un grande, que vivimos muy bien llorando y gastando tiempo en la busqueda de argumentos que justifiquen la nula capacidad para dar pasos grandes adelante.

Espabilar equipo. No jodáis. No fotem!

No hay comentarios: