lunes, 2 de abril de 2012

REFLEXIONES DE UN HINCHA




Es increíble cómo se puede vivir tan distintamente un partido de fútbol de tu amado equipo desde un asiento ubicado en cualquier parte del estadio a verlo desde el sillón de tu comedor, vía aparato de televisión o comúnmente llamada “caja tonta”.

Desde el estadio, con la pasión desbordada, los gritos de ánimos, de desaliento, en contra del adversario o simplemente contra el “trencillas” de turno, nos obcecamos de tal manera que todo nos parece catastrófico y mal.

Pero desde el sillón de casa, con toda la tranquilidad del mundo, sin escuchar un comentario a favor o en contra de algún jugador, del juego desplegado por los nuestros, si debemos aplaudir o silbar… se es más imparcial y objetivo, porque la pasión desbordada del estadio no existe.

Y este hecho me está sucediendo meses atrás, gracias a poder visualizar nuevamente los partidos de mi equipo a través de la televisión, gracias a la cadena del pensamiento único catalán, en versión diferido, sabiendo el resultado de antemano y pudiendo analizar mejor todas las particularidades del partido en cuestión.

Y mi análisis al respecto, a día de hoy y faltando por jugar las jornadas que harán concluir esta campaña futbolística, es que tenemos un equipo para ilusionarnos en un futuro, a pesar de las posibles ventas de jugadores claves en el esquema de juego.

Y digo esto porque veo un equipo bien estructurado tácticamente por parte del cuerpo técnico, debiendo nuestros rivales emplearse hasta el máximo para vencernos. Sabemos, antes de iniciar el partido, que tipo de juego empleará nuestro equipo para intentar vencer y llevarse esos tres puntos al saco, aunque luego, el devenir  no sea el esperado.
Haciendo memoria, no recuerdo ningún contrario, incluso el líder provisional del campeonato, que nos haya vencido gracias a la superioridad táctica. Nos han vencido por nuestros propios fallos, a veces, de meros aprendices.

Y aquí, bajo mi entender, está la cruz de este equipo. Por errores garrafales y por culpa de una técnica futbolística individual mediana, dejamos escapar partidos que no deberíamos hacerlo por juego desplegado. Nosotros mismos echamos al traste el trabajo realizado durante noventa minutos.

Tal como menciono arriba y gracias a la televisión, he podido realizar seguimientos exhaustivos a varios jugadores titulares o que juegan habitualmente, desesperándome en la mayor de las ocasiones por cómo pierden balones fáciles de controlar, pases que no llegan a sus destinatarios por encarar mal la pelota y goles absurdos del equipo contrario porque nuestra línea defensiva pierde de vista a sus marcadores o nuestra línea de mediocampo pierde el balón tontamente en transición de ataque, cogiéndonos el contrario a contrapié.

No entraré a reseñar que tipo de fallos individualizados realizan jugadores que en teoría son los estandartes del equipo para que no me tachéis de soberbio, listo o de “setciències”, pero alguno de ellos podría dar gracias al Divino por no tener sustituto en su demarcación.

Disfrutemos de los pocos partidos que nos quedan, sin exigir aventuras futbolísticas que no nos per tocan; porque la verdadera meta de este año, la salvación, está a tan solo tres puntos.


by Capo "mallonesa".

5 comentarios:

Captain Sadwing dijo...

Vaya con la claridad del COnsejo; la transparencia de sus directivos...con nocturnidad y alevosía, con medias verdades y falsedades enteras; son unos indignos de representar al ESPAÑOL. A veces las cosas caen por su propio peso, pero ahora es más que evidente...y que diga el Sr. Snachez Llibre y cía, su parte del pastel de otros traspasos.
Eso de pagar un fichaje para después cobrárselo con creces, no está nada mal. En fin, SIEMPRE ESPAÑOL y VIVA ESPAÑA!!

Anónimo dijo...

Es lógico que quien pone pasta en momentos puntuales quiera recuperarlo y si puede...sacar tajada. Yo soy partidario de que todo el que emplea su tiempo en el Español y avala con su patrimonio quiera ganar más...Igual que creo que los que llevan la Curva deberían recibir un sueldo por las horas que emplean a cambio de nada.Otra cosa es los que están a sueldo y pillan...a esos habría que cortarles los huevos.

Anónimo dijo...

Desde el anonimato una vez más, no cómo protección o escudo ante terceros, sino ante mí mismo, a modo de pantalla protectora que me permita decir, eso no lo he escrito yo, y que me permita disimular las vergúenzas, si las paso o las tengo, sólo quiero disculparme. Disculparme ante los que sois como yo, los demás poco me importan, he perdido la inercia, la rabia, el deseo de seguir, me conformo con poco, le digo a Pablo que es bueno ser del Español, pero que a papi no le gusta el futbol, me mira y no lo entiende, y lo mejor es que yo tampoco, o sí, creo que empiezo a entender, que esto no es lo que era, que no me siento representado, que no me motiva, que ir al futbol, era algo más, que ver a 22 personas detrás de una pelota, que me gustaba ir a Sarriá, bueno de hecho, me encantaba, que me daba pereza ir al Olimpico, y que no me apetece ir a Cornella, salvo que mi hijo me insista, y no sé qué pasa. Miro los detalles, las formas, las imágenes, y los mensajes subliminales, los interpreto con mi pasión de antaño y no sé dónde miro, me he perdido algo y no sé qué es. La madurez, la crisis, el trabajo (de momento), las décadas, no sé, siento que cuando voy es por estar, sin más, y no es por los jugadores, son chavales, y el dienro vuela, quema y da esplendor. Creo que soy yo, sabía que no me gustaba el futbol, pero sospecho que ahora tampoco me gusta ESTE Español. Después de tantos años, de viajar, de gritar, de pancartear, de sufrir, de pelearme, de molestar, y de ser molestado...paso...Echo de menos tantas cosas, quizás ya no volveré a sentirme parte de algo especial, único, diferente, ahora seré uno más de tantos...pero creo que en el fondo, aquellos que estuvimos allí, siemrpe lo recordaremos, lo disfrutaremos, y diremos joder, qué bien lo pasábamos...ahora todo ha cambiado, y ESTE ESPAÑOl es desconocido para mí... Un saludo a todos.

Sarria 82 dijo...

Como pasan los años, madre mia, maldita nostalgia....

The G-70 Firm dijo...

Hacía mucho tiempo que alguien no me sensibilizaba tanto mis sentimientos como has hecho tú, mi querido Anónimo. Cuánto me gustaría saber quién eres para de esta manera poner un rostro conocido o por conocer a este texto, frases, palabras y letras.
Nunca nombres la palabra “disculpa” si no has realizado agravio alguno y menos a los seres que estimes, porque de personas de bien es saber perdonar sin necesidad de escuchar dicha palabra.
No te consideres menospreciado, incomprendido, desmotivado, desencantado de todo aquello que rodea al fútbol actual y a nuestro RCDE, porque la mayoría de nosotros, miembros de la G70Firm y veteranos en el mundo de las gradas nos sucede casi lo mismo.
Y digo “casi lo mismo” porque, pudiéndome equivocar tras analizar tus palabras, a nosotros nos sigue uniendo nuestra amistad tras casi veinte años de convivir en diferentes gradas: Sarrià (nuestra mejor época), Montjuïc, (de las peores épocas) y Cornellà-El Prat (un futuro por vivir); dándonos la fuerza necesaria para seguir en esto, porque hoy en día, este fútbol, sin darnos cuenta, ha quedado relegado a un segundo término; anteponiendo por encima de todo nuestro amor a un escudo, a unos colores y al placer de compartir todos juntos unos momentos de camaradería. Y no he dicho “a un club” porque desde que dejó de ser una simple sociedad a pasar a ser S.A.D, siento que ya no me pertenece.
Porque a nosotros, y creo estar capacitado para hablar por mis camaradas, también nos sentimos muchas veces “bichos raros en una casa que no reconocemos como nuestra”. Y este hecho daría para un artículo-debate de largo recorrido: el cambio radical de una parte de la masa social perica en su forma de pensar y comportarse como un verdadero perico en tierra hostil desde que llegamos a nuestra nueva casa.
Como buen perico que debes ser, levanta el vuelo una vez más, porque nadie nos dijo de pequeños que esto de ser perico era fácil. Acércate el próximo domingo hasta la Peña de Cornellà, sede de La Curva. Búscanos y si no nos conoces, pregunta por la G70 y nos tomaremos unas cuantas cervezas todos juntos y volverás a ver la luz al final del túnel. Serás bienvenido y recuerda: “SE ES MÁS FUERTE EN GRUPO QUE SOLOS”.

by Capo "mallonesa".