lunes, 10 de septiembre de 2012

Paolo Di Canio: Old School

Reproducimos una entrevista al polémico Paolo Di Canio, hoy entrenador del Swindon Town en la League One inglesa. Fuente: Punto Pelota, Intereconomia.

 
 
El exfutbolista Paolo di Canio, hoy entrenador del Swindon Town, ha concedido una entrevista en 'Daily Mail' donde analiza su presente en la categoría de plata inglesa y su futuro. El italiano es una de las figuras más polémicas del planeta fútbol.
Aunque en los últimos tiempos suele copar los medios por su "particular" forma de motivar a sus futbolistas, y a pesar de arrancar la presente campaña con tres derrotas, la carrera de Paolo di Canio como entrenador es tan reciente como exitosa.
Tras hacerse cargo del modesto Swindon Town inglés en mayo de 2011, el cual acababa de descender a la League Two (tercera división), el técnico italiano ha devuelto al equipo a la League One además de protagonizar varias eliminatorias para el recuerdo en la FA Cup y en el Football League Trophy.
Los métodos de Paolo di Canio
"La paradoja es que soy un italiano que trata de inculcar la disciplina y el respeto por las reglas en Reino Unido", cuenta Di Canio al diario inglés. Sus métodos para conseguirlo no son demasiado ortodoxos. Hace un año sorprendieron las imágenes del italiano enzarzándose a golpes con Leon Clarke, uno de sus futbolistas, tras lo que él consideraba una mala actuación de este último.
En agosto de este año, sin embargo, celebró un 'hat-trick' de uno de sus delanteros dándole patadas en el trasero tras cada gol. Aquel partido supuso la eliminación del Stoke City, de la Premier, en la Copa de la Liga.
"Si los jugadores de hoy en día se echan a perder, es culpa nuestra, de los adultos. Les regalamos móviles de última generación cuando tienen 10 años y los encerramos en una habitación donde pasan el tiempo entre ordenadores, videojuegos y móviles. No nos comunicamos con ellos. A medida que crecen y se encuentran con dificultades, no son los suficientemente fuertes para afrontarlas", explica el técnico sobre los futbolistas jóvenes de hoy en día.
"Me he dado cuenta de los cambios que ha sufrido el fútbol. Antes solía ser 'trabajo, trabajo, trabajo'. Ahora, para algunos futbolistas, su prioridad es conseguir un reloj de oro", añade.
"No es fácil, yo he jugado en la Serie A y en la Premier League y suelo frustrarme en el entrenamiento con mis jugadores. Lo entienden y un segundo después se les olvida. Me vuelvo loco, pero luego bromeamos sobre ello", explica Di Canio. "Miro a mis jugadores como a mis hermanos. Es mi naturaleza enfrentarme a alguien si comete un error. Si fuera mi hermano, le diría 'te pegaría un puñetazo porque sé cuál es tu potencial'. Los jugadores me conocen tras 16 meses. Puedo ser muy educado, pero en determinados momentos, tienen que lidiar con la presión", añade.
La polémica sustitución de su portero a los 20 minutos de partido
Hace escasos días, Di Canio protagonizó otro particular incidente cuando sustituyó a su portero titular, Wes Foderingham, a los 20 minutos de juego, calificándolo como "el peor profesional" que había visto nunca. "Habría asesinado a mis futbolistas tras el partido ante el Preston. Si no hubiera sustituido al portero, habríamos perdido 8-0. Acabó 4-1, pero estoy convencido de que tomé la decisión correcta", cuenta en la entrevista.
Aquel gesto fue criticado por Rio Ferdinand, central del Manchester United, en Twitter. El técnico le responde en 'Daily Mail': "Me gustaría decirle a Rio, que es mi amigo, que le he visto en los dos últimos años más en Twitter que en el campo".
Su pasado, su presente y su futuro
El que fuera delantero de la Lazio, Juventus, West Ham, Milan y Celtic, entre otros, narra la que para él fue "la mejor lección de vida" que ha recibido: "Mi padre era albañil y mi madre, ama de casa. Hicieron grandes sacrificios para cuidar a cuatro hijos. Recuerdo que cuando tenía 26 años, en 1994, estaba furioso por no haber sido convocado con Italia para el Mundial de Estados Unidos y le respondí con malas formas a mi madre en la mesa. Mi padre se levantó y me dio una bofetada delante de mi esposa y de mi hija".
Di Canio, que fue sancionado con un partido cuando jugaba en la Lazio por hacer el saludo fascista, asegura que como entrenador le gustaría ser una mezcla entre Redknapp y Capello.
"Cuando tenía 32 años, no pensaba que sería entrenador. Pero el fútbol es como una droga, es una misión para mí. Mi idea es estar dos o tres años más en el Swindon, luego estar una década en la Premier League. Después, dirigir a Inglaterra por cuatro años y llevar al país a una final del Mundial. Y, cuando todos nos convirtamos en héroes, me retiraré al Piamonte para trabajar en mis restaurantes y mis negocios de vino a tiempo completo", concluye.



3 comentarios:

adn dijo...

Grande Paolo, genio y figura... Cuando el gran Poche no este con nosotros, tendriamos que traer a este tio para que entrenara a nuestro equipo....PUTA BARZA Y PUTA TV3!!!!

Anónimo dijo...

Patetica la television de Catalunya con el caso Pablo el niño que ha escrito "la carta", no le han dado ni bola, en cambio en la sexta, si. Esto de tv3 cada dia da mas asco PUTO PENSAMIENTO UNICO!!!

El Turco dijo...

mañana celebraré el día de Cataluña en Madrid tomándome unas cañas más la tapita por la cara, gracias a los catalanes....
Arriba España!!!!