domingo, 6 de septiembre de 2015

D.A.S.P.O. EL CARNET ULTRA ITALIANO



El Senado de Italia aprobó durante la campaña futbolística 2014-15 en vía definitiva, el conocido como "Decreto Estadios", diseñado para garantizar la seguridad en los recintos deportivos; endureciendo las penas derivadas de comportamientos violentos en dicho contexto, entre otras medidas.

El proyecto recibió de la Cámara Alta 164 votos positivos y 109 negativos, convirtiéndose así en Ley después de haber sido aprobado previamente en la Cámara de los Diputados el pasado 2 de octubre.

Entre otras cosas, esta normativa pretende garantizar la seguridad tanto dentro como fuera de los estadios italianos. Por esta razón, el decreto endurece el conocido como D.A.S.P.O: prohibición de acceso a los recintos deportivos a los aficionados que sean considerados como violentos.

Entre muchas medidas de seguridad, se podrá sancionar a los grupos de más de 30 hinchas que se desplacen al Estadio en forma de ‘corteo’, tanto anfitriones como foráneos. El líder del grupo será sancionado con una suspensión de entrada al recinto deportivo de mínimo 3 años.
Estarán prohibidas pancartas, banderas, camisetas, imágenes e incluso cánticos que sean insultantes o provocativos hacia rival e incluso trío arbitral, siendo sancionado entre 1 año a 3 años de prohibición entrada al recinto deportivo.

Incluso será sancionado todo aquel hincha que sea ‘pillado’ ocupando un asiento del estadio que no hubiera sido asignado a él. 

Pues bien. Durante esta nueva campaña futbolística, las autoridades italianas han ampliado sus medidas contra los ultras acotando las Curvas por zonas mediante ‘muros’ de metraquilato y extremando los cacheos de acceso a los estadios como si fueran aeropuertos.
Las nuevas medidas se aplicaron durante el partido disputado en el Estadio Olímpico entre la Roma y la Juventus. La Curva Nord de la Roma fue separada por dos líneas de seguridad privada y policial sin previo aviso.

Tras la conclusión del partido, se iniciaron las obras para la implantación del muro de la 'vergogna'.

Estas medidas italianas contra los ultras son las mismas que se están aplicando en nuestro país.


Las autoridades gobernativas de cualquier país entienden que contra el problema ‘de los ultras’ sólo cabe ‘mano dura’. Un error. El fútbol siempre ha sido y será pasional. El fútbol siempre ha sido y será el reflejo de la sociedad. 

Ser ULTRA NO es sinónimo de VIOLÉNCIA.

No hay comentarios: